Prensa Española

El PSOE apoya a Podemos en derogar los delitos contra la Monarquía


El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, conversa con el...
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, conversa con el lder de IU, Alberto Garzn, hoy, en el Congreso. Luca PiergiovanniEFE

El Congreso de los Diputados va a abrir un debate integral sobre los lmites y los excesos de la libertad de expresin. Y lo plantea con el objetivo finalista de suprimir o modificar en gran medida los delitos de enaltecimiento del terrorismo, las injurias a la Corona, los ultrajes a Espaa y sus smbolos o las ofensas a los sentimientos religiosos.

La proposicin de ley surge de Unidos Podemos (concretamente de Izquierda Unida), pero fue el respaldo del PSOE el que decant la votacin en el Congreso para su admisin a trmite. La iniciativa fue secundada tambin por los partidos independentistas y nacionalistas –ERC, PDeCAT, PNV o Comproms– y fue rechazada principalmente por el PP y Ciudadanos, que consideraron que en lugar de proteger la libertad de expresin con estos cambios en el Cdigo Penal, lo que en realidad se pretende es dar barra libre para insultar, incitar el odio o atacar los smbolos y las instituciones del Estado con total impunidad.

Una vez que la proposicin de ley ha superado su primer debate, le espera ahora una larga tramitacin parlamentaria en la que se debatir cules son los lmites de la libertad de expresin y se revisarn qu actitudes pueden ser consideradas un delito. Entre otros asuntos, si quemar banderas nacionales, pedir a ETA que mate a un cargo pblico en una cancin, hacer chistes sobre vctimas del terrorismo o cagarse en Dios tienen que ser, como ahora, perseguidos penalmente por los jueces. Ejemplos de casos reales y recientes que, precisamente, sirvieron a Alberto Garzn en su defensa de la iniciativa para denunciar que ahora mismo hay una regresin en la libertad de expresin y que se persigue, entre otros, a cantantes o tuiteros. Por los casos del rapero Valtonyc, la tuitera Cassandra o el actor Willy Toledo.

Dnde se pondrn los lmites parece que depender en gran medida del PSOE, pues su voto es imprescindible para la despenalizacin generalizada que reclamaron desde Unidos Podemos y los partidos independentistas. Y que afectara a la proteccin de las vctimas del terrorismo -por la derogacin del delito de enaltecimiento- o al Rey en plena ofensiva del independentismo cataln contra su figura -por la supresin del delito de injurias a la Corona-.

El PSOE ya se comprometi con por escrito con Unidos Podemos en su pacto de Presupuestos a despenalizar las injurias al Rey y las ofensas a los sentimientos religiosos, pero en esa negociacin dej fuera del acuerdo el delito de enaltecimiento del terrorismo.

A la espera de qu har en ese tema y en el de los ultrajes a Espaa y sus smbolos, la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, quiso matizar su apoyo a esta reforma del Cdigo Penal anunciando que presentarn muchas enmiendas a la actual redaccin para resolver aquellos casos que puedan dar lugar a inseguridad jurdica. No obstante, justific su voto a favor de la iniciativa en que haba que abrir un debate sobre la libertad de expresin y sus lmites. De hecho, el PSOE parte de dos premisas: que hay una hiperregulacin legislativa y necesidad de precisin en estos delitos y que el derecho penal no es la herramienta ms adecuada para proteger la expresin.

Enfrente de una reforma por este camino se sita el PP y Ciudadanos. El popular Leopoldo Barreda denunci que no se quiere garantizar ningn derecho sino que se quiere facilitar una barra libre contra los smbolos, la impunidad en las redes o la trivializacin de los sentimientos de odio. Alguien podra decir que el PSOE est cruzando el Rubicn con su amparo a esta propuesta, porque -explic- la supresin de estos delitos busca la impunidad de los acosadores y la supresin de las libertades de los sealados.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *