Prensa Española

“Soy sordociego y he hecho un Erasmus”


Cristian Garca pese a su deficiencia visual hizo un mster en Crandfield

Estudiar un ao en el extranjero supone un gran reto para cualquier alumno, pero para los que tienen problemas de movilidad o deficiencia visual llega a ser complicado. Por eso, apenas un centenar disfrut la beca en 2017. Entre los pioneros estn Javier y Cristian

Establecer un presupuesto aproximado, buscar alojamiento, organizar el equipaje, informarse de las particularidades del destino, enfrentarse a la burocracia universitaria… La lista de tareas a realizar antes de emprender una beca Erasmus no es corta. Pero a todo ello hay quienes tienen que sumarle mucho ms. Estar el campus adaptado o necesitar ayuda para moverme?; Me proporcionar el profesorado el material que necesito?; Contar con la ayuda de algn gua que me ayude con los trmites?

Estas y otras muchas preguntas son las que se tienen que plantear los universitarios que, con algn tipo de discapacidad, deciden acceder a este programa internacional. Estudiantes que leen en la oscuridad, oyen donde slo hay silencio y aprenden en mitad del desorden. Expertos en esfuerzo y constancia, que ya tienen que superar muchas barreras a diario en su universidad de origen.

Y aunque hay quienes se ven obligados a renunciar a un Erasmus por falta de rampas, entradas adaptadas en los campus o falta de apoyo en las clases, cada vez son ms los valientes: en 2017, concretamente, ya superaron la centena. Y para equilibrar al mximo la balanza y aumentar esa cifra en el futuro, piden que todos los centros educativos adheridos a este tipo de programas reconozcan estas dificultades y proporcionen las herramientas necesarias. El mpetu ya corre de su cuenta.

UN SORDOCIEGO EN LONDRES

Bien lo sabe Javier Garca Pajares, el primer estudiante sordociego en participar en una beca Erasmus+. Para l, como para otros en su circunstancia, la aventura comenz mucho antes: tard tres aos en preparar el viaje. En su caso, fue una profesora de la universidad donde estudiaba, la Autnoma de Madrid (UAM), la que le propuso la idea. Cont, adems, con el apoyo de Lorena, su mediadora (la persona que le acompaa y garabatea en su mano para interpretarle el mundo en cdigo dactilolgico), y con el del rea de Atencin a la Discapacidad de la universidad. Hicimos un dossier en el que explicaba mis caractersticas personales y mis necesidades y lo enviamos a todas las universidades con las que la UAM tena convenio. Algunas contestaron, otras ni eso. Al final se decant por la que ms inters mostraba, la Regents University London, que mantuvo constantes conversaciones con Javier antes de su viaje.

Un largo proceso al que muchas personas con este tipo de dificultades se ven obligadas a renunciar. Por ello, no son pocos los esfuerzos institucionales destinados a impulsar estrategias para ampliar la cifra de alumnos con discapacidad en este programa. Y no es para menos: Los participantes de un programa de movilidad Erasmus tienen un 25% ms de posibilidades de encontrar un empleo, remarca Isabel Martnez, comisionada de Fundacin ONCE para Universidades, Juventud y Planes Especiales.

Los frentes son muy diversos. Los alumnos no slo necesitan adaptaciones para estudiar o requieren de una dotacin econmica mayor, sino que es tambin es una cuestin de informacin y organizacin. Necesitan conocer de antemano las circunstancias y las oportunidades de los lugares a los que viajan, cuenta Martnez.

Y aunque todava queda mucho por hacer, las acciones emprendidas en los ltimos aos han demostrado que cuando existen los recursos y se hacen las cosas bien, los estudiantes responden. Lo que no se puede hacer es disuadirlos porque a los dems nos suponga un mayor esfuerzo, se queja esta profesional.

No hay que olvidar que, cuando hablamos de accesibilidad, esta va ms all de contar con unos baos adaptados. Cmo saber si el profesorado va a proporcionar al estudiante el material bibliogrfico en formato Word?, Habr adaptaciones en la duracin de un examen? La accesibilidad tambin es cognitiva, digital, es interpretacin en lenguaje de signos, si eres una persona ciega es la ayuda de un rehabilitador que te ayude a moverte por el campus universitario…, enumera Martnez.

Las familias que pueden, viajan previamente a las ciudades para estudiar in situ si son verdaderamente aptas. El ao pasado, una chica brasilea que quiso haber ido a la Carlos III a hacer un doctorado no pudo matricularse porque en el andn de Atocha para ir a Getafe tena un bordillo con el que no pasaba con la silla de ruedas. Son cosas que suelen pasar, ejemplifica la comisionad

UN AO DE MASTER

Pese a padecer defiencia visual, Cristian Garca disfrut de una beca Erasmus+ para viajar a Crandfield University el pasado curso, donde estudi un ao de mster. Yo quera salir, la manera de dar clases en ingeniera aqu es muy diferente. En Espaa se fundamenta mucho en la parte terica y yo quera centrarme en la prctica, recuerda. Mi discapacidad no me frena en cuanto a movilidad, slo necesito instalar una cmara enfocando a la pizarra y, en la medida de lo posible, que el material sea en digital, as lo puedo manejar mucho mejor, aade.

En su caso, la universidad de destino le dio muchas facilidades. Sin embargo, nunca se la recomendara a una persona con movilidad reducida porque est en mitad de la nada y solo hay un autobs para llegar.

Igualmente, Cristian recuerda que cuando fue al departamento de su universidad, la Politcnica de Catalua, los vio un poco verdes. No recib ninguna ayuda, me contestaron algo as como ‘no tenemos ni idea’, as que me busqu la vida por mi cuenta.

Para evitar esta situacin, la Universidad de Murcia (en colaboracin con el Comit Espaol de Representates de Personas con Discapacidad y las fundaciones de la ONCE y Universia), ha puesto en marcha el programa internacional Moviability, que orienta a estos estudiantes a la hora de elegir destino. Y si elegir universidad es clave, no lo es menos conseguir financiacin. La mayora de estos estudiantes requieren adaptaciones que elevan el presupuesto de la estancia. Intrpretes, personal de apoyo, tecnologa adaptada, mobiliario… Procuran cubrir todas estas necesidades con las becas que ofrecen distintas entidades, desde el mismo programa de Erasmus, que ampla su beca en el caso de una discapacidad mayor al 33%, hasta las de Oportunidad y Talento de Fundacin ONCE o las Santander Erasmus.

A Javier Garca solo la residencia le costaba 2.000 euros al mes y, adems, deba tener una persona contratada 40 horas a la semana como mediadora. Y todo ello, con los sueldos de Londres, que son los que son, recuerda. Al final consegu varias becas y logr viajar con todos los gastos cubiertos, aunque siempre surgen imprevistos que tienes que pagar, seala. En su caso fue una pantalla de ordenador mucho ms grande que la que tena. Leo con mi resto visual, pero con el porttil me canso mucho porque me tengo que acercar demasiado a la pantalla y adems me duele la espalda, explica.

Asimismo, es importante dinero se entregue antes de iniciar el viaje. No todas las familias pueden adelantarlo -seala Javier- yo pude irme porque mis padres tenan ahorrado y lo pusieron por anticipado.

HACER AMIGOS

Por contra, las relaciones sociales son una de las grandes ventajas de la experiencia, aunque no para todos es siempre fcil. A Javier Garca este aspecto le result mucho ms complicado. Nadie quera hablar conmigo, me present pblicamente en unas jornadas de bienvenida y me ofrec a ensear dactilolgico, pero no logr grandes cosas en lo referente a amigos. A pesar de eso, anima a todas las personas que se encuentren en circunstancias similares a que se vaya de Erasmus: El esfuerzo es mucho, sobre todo al principio, pero la experiencia bien merece la pena.

Conforme a los criterios de

The Trust Project


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *