Prensa Española

Marcha por la unidad de España: del ‘Novio de la muerte’ a ‘Viva la vida’


Asistentes a la concentracin celebrada esta maana en la Plaza de Coln, en Madrid. EL MUNDO (Vdeo) // JAVIER BARBANCHO (Foto)

Es difcil contar lo que pasa en Espaa. Lo que pasar maana de Andaluca. Lo que pas hoy en Coln. Puede que la playlist del acto lo explique mejor: a El novio de la muerte le segua Viva la vida de Coldplay.

Hoy, jornada de reflexin, Denaes y la Plataforma Espaa Viva convocaron una concentracin para protestar porque el Gobierno de Espaa se apoye en separatistas y golpistas. Los asistentes no se ponan de acuerdo. Pinchazo? La plaza de Coln estaba llena pero no desbordada, como reconocan algunos. «An as hubo ms gente que en la convocatoria de Espaa Ciudadana hace unas semanas», comentaba un ex votante de Ciudadanos.

El nico partido que haba respaldado la convocatoria era Vox. Un apoyo encarnado en Santiago Abascal y cientos de personas que ya se decan votantes de la formacin. «Yo no he votado nunca pero ahora estoy ilusionado. Las autonomas son un cncer», explicaba un seor evidentemente de orden.

Entre el pblico un ambiente excitado, sorprendentemente joven que recordaba a aquel electorado que en los 90 se decant por Aznar. «Los que gritaban ‘Pujol, enano, habla castellano’ y luego se llevaron el chasco del Majestic», recordaba un cuarentaero con sus zapatillas blancas, el barbour gastado y tres niitos rubios. Pero haba de todo: desde el constructor Luis del Rivero y su familia a unos chavalines con piercings que prototpicamente cualquiera hubiera supuesto en la subseccin ms anticapi de Podemos. Por lo dems mucho veinteaero variopinto. Desde los que van a los conciertos de Taburete hasta chicas guapetonas de trap y extrarradio pasando por gigantones con coleta y camisetas negras.

Por supuesto, haba un protagonismo evidente de la bandera espaola. La constitucional. Algunos, comentaba un grupito, la haban llevado en patinete desde Chamber.

Denaes haba invitado a sumarse a todos los partidos. Tanto PP como Ciudadanos declinaron hacerlo.

«La ausencia de algunos partidos en esta convocatoria evidencia el tacticismo paralizante que aqueja a nuestro panorama poltico», comentaba Ivn Vlez, director de la Fundacin. Y sentenci seriote: «La poltica espaola se mueve desgraciadamente entre el aldeanismo y los grandes despachos «.

Sin embargo, tanto Jos Luis Martnez Almeida, concejal del PP en Madrid, como la vicesecretaria Isabel Daz Ayuso decidieron asistir a ttulo personal. «Hay diferencias con Vox pero coincidimos plenamente en el discurso por la unidad de Espaa. Por eso estamos aqu», deca el azote de Carmena en el Ayuntamiento de la capital.

Santiago Abascal, presidente de Vox, durante su intervencin. | EFE

Sobre las doce y media habl Santiago Abascal. No hizo discurso electoral alguno ni habl de Andaluca para evitar polmica en el da de reflexin previo a las elecciones autonmicas. Apel a la Espaa viva y dio Vivas al Rey. Los oradores que le haban precedido (entre ellos los periodistas Carlos Cuesta y Luis del Pino) ya se haban encargado de repartir lea a separatistas, golpistas y podemitas.

Al final del acto son el himno de Espaa.

Despus, muchos esperaron la salida de Abascal al grito de «presidente presidente».

Todo depender del resultado de maana en Andaluca. Las encuestas vaticinan que Vox obtendr entre un 5,5% (220.000 votos) hasta 7,1% (287.000). Es decir: entre uno y cuatro escaos. «Pero van a ser ms», deca una seora mayor. «Hay muchos espaoles que estn hartos de todos estos».

Conforme a los criterios de

The Trust Project


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *