Prensa Española

El socio de Marjaliza desvincula a Granados del cobro de comisiones en la Púnica


El socio de David Marjaliza ha desvinculado a Francisco Granados del cobro de comisiones procedentes de la trama Púnica.

El empresario José Luis Capita ha declarado este miércoles ante el titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón. Capita comparte con el denominado cerebro de la trama Púnica más de medio centenar de sociedades directa o indirectamente, que tras estallar la trama corrupta están en situación de administración concursal.

Según fuentes consultadas por Libertad Digital presentes en la declaración, Capita ha asegurado que “jamás ha pagado ningún tipo de comisión” al exconsejero madrileño, Francisco Granados, ni a otro político y que nunca se reunió con él. Además, ha señalado que “no tenía constancia de que el exdirigente popular participase en alguna de las sociedades” que compartía con Marjaliza.

Sobre las visitas de Granados a la oficina del propio Marjaliza, Capita ha dicho que la naturaleza de esos encuentros era puramente personal y que Granados no participaba del entramado societario. También apuntaba que nunca se habló del exdirigente del PP en los Consejos de Administración celebrados de dichas empresas.

José Luis Capita ya declaró el pasado 20 de diciembre por ser cotitular de una cuenta en Suiza junto a Marjaliza, y se desvinculó de la trama pero el interrogatorio no terminó. La Fiscalía Anticorrupción localizó cuentas bancarias con 1,2 millones de euros vinculadas con sociedades offshore de Islas Vírgenes Británicas y Singapur.

Según Anticorrrupción, compartió con Marjaliza muchas de las sociedades del entramado (Vancouver, Devadai SL, Obrum, Atalia Grupo Patrimonial, Ananda Integral, Towin, Grupo Valparaiso, Thupkal Games, Musara, TPC) que fueron utilizadas en los presuntos actos de corrupción urbanística, malversación y fraude de Valdemoro y Pinto.

Marjaliza colabora con la justicia desde hace años y se considera un arrepentido. Sin embargo, estas cuentas bancarias del empresario no habían sido localizadas hasta 4 años después de que estallara la Operación Púnica, en octubre de 2014.

En su primera declaración, Capita atribuyó a un posible error que ambos fuesen titulares de aquella cuenta en Suiza y aseguró que el dinero era exclusivamente suyo y procedía de comisiones de sus empresas inmobiliarias obtenidas en los años 90. Además, aseguró que se acogió a la amnistía fiscal y que ahora constarían entre 600.000 y 800.000 euros ya sujetos a impuestos en España, por lo que se desvinculaba del dinero que está siendo objetivo de investigación en la causa.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *