Prensa Española

Jabois sobre Vox: “El dúo gomina quería saber por qué no se bombardeó Barcelona”


El Mundo opta por un textual de Rajoy. “Siempre supieron que no iba a negociar la soberanía nacional”. Como dice Rosell, “de los testimonios” de Rajoy, Soraya y Montoro en el juicio del 1-O “no interesan tanto los aspectos jurídicos como los políticos. Poca información podían aportar que no se conociera ya de sobra. Pero su presencia como testigos interesaba a la estrategia tanto de la acusación popular ejercida por Vox como la de la defensa de los acusados”. Una pérdida de tiempo para los jueces. Parecía un debate parlamentario. También lo ve así Tadeu. “Las intervenciones de los testigos políticos ante el juicio son perturbadoras en un procedimiento penal” porque sus opiniones “poco importan”. “Se enjuician hechos, y lo que opinen los testigos, huelga”, porque además, ya lo sabemos. Arcadi Espada se toma con humor la declaración de Soraya sobre su relación con Junqueras. “Ella dice que se vieron tres veces anodinas. Que él solo quería el sexo del referéndum y ella el amor lento de los trenes de cercanías”. Y claro, esa relación no llegó a cuajar.

El País dice que “Rajoy declara que la situación catalana era de ‘excepcionalidad y acoso'”. El editorial también entiende que la sesión de ayer fue política pura y dura. “La frontera entre lo judicial y lo político debe permanecer infranqueable como hasta ahora, sean quienes sean los inculpados, pero también quienes sean los testigos”. Algo harto difícil cuando se cita a políticos como testigos. Manuel Jabois comenta que Rajoy “asumió su declaración como una rueda de prensa y se encontró con un intento de tertulia. ¿Se imaginan a Rajoy en Al Rojo Vivo?”. Pues seguro que lo haría mejor que en un tribunal. Jabois, siempre pendiente del último grito en moda, se lanza a la yugular de Vox. “Fue difícil no sentir nostalgia de su derecha, la encarnada por Rajoy o por Sáenz de Santamaría, teniendo al dúo gomina de la acusación particular tratando de saber por qué no se bombardeó Barcelona. De haber gobernado ellos, los letrados de Vox, o su wannabe Casado, a saber si hoy como testigos en lugar de políticos teníamos coroneles echándose la culpa de haber ordenado el código rojo”. Hay que ver lo que le gusta la guerra a la izquierda. Y la mala memoria que tiene. Porque el PP de Rajoy fue tildado de derecha extrema, extrema derecha por los mismos nostálgicos que hoy los llaman derecha modera.

ABC: “Dejé muy claras a los independentistas las reglas del juego”. Para Bieito Rubido estas comparecencias político-televisivas de Rajoy y Soraya sí que sirvieron de algo, es más “empieza a haber conclusiones claras: hubo un intento evidente y virulento de aniquilar la soberanía nacional y hubo una situación política excepcional que forzó la aplicación del 155 para impedirlo”. ¿Y Bieito llegó ayer a esa conclusión clara? Pues sí que estoy tonta, porque leo el ABC todos los días y tenía la impresión de que había llegado a esa conclusión mucho antes de que empezara el juicio. Manuel Marín vio otro interrogatorio distinto al que vio Jabois por parte de los abogados de Vox. “Vox ni siquiera puso en un mínimo aprieto al expresidente. Pasó de puntillas sobre todo sin hacer ruido”.

La Razón se va por los cerros de Úbeda. “Rajoy reivindica su operación Cataluña: No hubo mediador”. Marhuenda es otro de los que cree que el espectáculo de ayer fue decisivo para el juicio. Incluso ve “pruebas ante la farsa separatista”. “Ayer los hechos que tan bondadosamente han ido exponiendo los encausados a lo largo de dos semanas han empezado a confrontarse con las versiones de los primeros testigos”. Menuda chorrada, esas versiones llevan confrontándose desde 2017. Por lo demás, La Razón tampoco vio la virulencia del interrogatorio que describe Jabois en Vox. “Vox levanta el pie, siguió optando por un perfil bajo y no incidió en palabras gruesas”. Jabois, creo que necesitas una visita a Gaes.

La Vanguardia dice que “Santamaría avala que hubo violencia y Rajoy vio acoso”, como si fueran declaraciones contradictorias. En páginas interiores aclara: “Rajoy elude toda responsabilidad e imputa la violencia a los soberanistas”. ¿Y eso cómo puede ser? Todo el mundo sabe que los soberanistas son pacíficos y comedidos y Rajoy una fiera con una tendencia incontrolable a la violencia.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *