Prensa Española

Ciudadanos y la nueva UPyD firman la paz tras años de ‘guerra fría’


Los colores naranja y magenta no son de los que combinan mejor, pero este jueves era obligado que compartieran la sala de prensa de la sede central de Ciudadanos en Madrid, donde los de Albert Rivera y Unión Progreso y Democracia (UPyD) firmaban un acuerdo de colaboración para próximas citas electorales que pone fin a la ‘guerra fría’ vivida entre ambos partidos desde que nacieran hace más de una década.

Una estampa, la que protagonizaban el número dos de Ciudadanos, José Manuel Villegas, y el líder de UPyD, Cristiano Brown, que no es plato de gusto para los antiguos dirigentes del último partido, singularmente la que fuera su fundadora Rosa Díez, quien se opuso siempre al acuerdo con Ciudadanos, primero en 2007, cuando Rivera era el líder de un pequeño grupo en el Parlamento de Cataluña, y luego en 2014, cuando Ciudadanos emergió como un gran partido nacional al mismo tiempo que UPyD desaparecía del mapa político.

Aunque fría, la guerra dejó víctimas, como el que fuera por dos veces candidato de UPyD, Francisco Sosa Wagner, el primero que osó abogar por una entente con Ciudadanos, lo que derivó en un enfrentamiento que concluyó con su dimisión tras recibir todo tipo de ataques, entre ellos los de la hoy secretaria de Estado del Gobierno socialista, Irene Lozano, entonces una dirigente magenta fiel al aparato.

«Hemos madurado»

Aunque la correlación de fuerzas hoy es radicalmente distinta, entre uno de los principales partidos de España, Ciudadanos, y una formación como la magenta con apenas un centenar de concejales, Villegas y Brown (concejal en el municipio madrileño de Las Rozas) comparecían conjuntamente para dar cuenta de un acuerdo que, a corto plazo, consistirá en que UPyD, que mantiene su independencia orgánica, no concurre a las generales del 28 de abril y se integra en la candidatura europea que encabeza Luis Garicano.

Como adelantó Libertad Digital, la actualmente eurodiputada Maite Pagazaurtundua será la número dos, mientras que Brown concurrirá como número once, en la misma lista donde estarán la exsocialista Soraya Rodriguez, como número tres, y el expopular José Ramón Bauzá, en quinto lugar.

Tanto Villegas como Brown enfatizaban la necesaria unidad para desalojar a Pedro Sánchez de La Moncloa. «Todos los españoles a los que no nos gusta que los separatistas, los populistas y Sánchez marquen la política de este país nos debemos agrupar para conseguir ese relevo» sintetizaba Villegas, quien evitaba hablar del pasado tormentoso en las relaciones de ambos partidos, al que Brown sí aludía veladamente: «Es cierto que hace años este acuerdo de colaboración se debatió en nuestro país. Éramos partidos jóvenes, tanto Ciudadanos como UPyD, pero creo que con el tiempo hemos madurado, estamos en una situación adulta, y como adultos hay que tomar decisiones importantes, y afrontar los retos que nos pide la sociedad».

Ambos escurrían el bulto al ser preguntados por la posible reacción de Rosa Díez, por la que Brown se limitaba a mostrar «máximo respeto a toda su labor y todo el legado político que heredé».


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *