Prensa Española

ERC complica a Iceta su designación como senador y el ‘Parlament’ retrasa la votación


La designación por sorpresa de Miquel Iceta como futuro presidente del Senado está en el aire. Como el líder del PSC no ha concurrido en las listas por la Cámara Alta del pasado 28 de abril, la única vía para que consiga un escaño en el Senado y pueda, por tanto, convertirse en presidente es que lo designe el Parlamento catalán mediante votación en un pleno donde necesita mayoría simple. Como Iceta no tiene garantizados los apoyos necesarios, el Parlamento catalán ha decidido retrasar la votación al 15 de mayo.

Se da la circunstancia de que antes del 21 de mayo, que es la fecha prevista para la constitución de las Cortes, solo había un pleno habilitado en la cámara catalana que es el del jueves 9 de mayo. Para que Iceta pueda ser designado senador a tiempo y convertirse en el próximo presidente del Senado necesitaba que la Junta de Portavoces ampliara el orden del día del pleno previsto para este jueves o fijara, como finalmente ha hecho, un nuevo pleno para el 15 de mayo.

De esta forma, el PSC gana tiempo para conseguir el máximo de apoyos posibles de los grupos. De momento, en ERC ya han advertido de que ellos «no facilitarán» el escaño de Iceta. El diputado Sergi Sabrià ha lamentado haberse enterado por los medios de comunicación de este nombramiento sin que el PSOE se haya puesto en contacto previamente con ellos. «ERC no puede supeditar en ningún caso a las instituciones catalanas al reparto de sillas que pretende el PSOE», ha añadido el dirigente separatista.

«Entendemos que ya debe tener los apoyos necesarios porque a nosotros nadie nos ha dicho nada», ha lamentado Sabrià, este jueves, en los pasillos de la cámara catalana. En JxCAT evitan de momento expresar su postura. «No hay tanta urgencia», ha dicho la diputada Gemma Geis también en el Parlamento. La CUP se inclina por votar en contra. De hacer lo mismo ERC y JxCAT, Iceta no conseguiría los votos suficientes para ser senador. Otra cosa es la abstención del separatismo que podría estar tratando de conseguir el PSOE.

Fuentes socialistas aseguran a Libertad Digital que «están tranquilos«. Consideran que los de Junqueras «van de farol» y explican su actitud como muestra de un enfado por haber quedado fuera de la Mesa del Congreso. No precisan si cuentan, por tanto, con el apoyo de los separatistas aunque sea vía abstención. Tras la negativa de los fugados a designar un sustituto en la cámara, el independentismo cuenta con 65 escaños, los mismos que la bancada de Cs, PSC, PPC y los comunes.

Exigen la libertad de los presos

Todo tiene un precio, defienden en ERC, y aunque hasta hace unas semanas ofrecían a Sánchez la investidura a precio cero, tras conocer el nombramiento de Iceta, los de Junqueras han decido poner sobre la mesa el suplicatorio anunciado por las defensas de los procesados electos. «Quien debe responder muchas preguntas y tomarse en serio el tema del suplicatorio, la libertad de los cargos electos y el final del juicio, son los socialistas. Y esta respuesta ahora mismo no la tenemos», ha advertido Sabrià en el Parlamento.

Si Iceta no consigue salir designado como senador la próxima semana, otra opción es que el Senado se constituya con un presidente provisional, y que el próximo pleno fijado en la cámara catalana, para los días 22 y 23 de mayo, sí incluya la votación del líder del PSC. Después, Iceta podría tomar el relevo en la Cámara Alta. De esta forma, los independentistas habrían conseguido ganar tiempo para conseguir una contrapartida a cambio y el titular del primer fracaso de Pedro Sánchez tras su victoria en las elecciones generales del 28 de abril.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *