Prensa Española

Arrimadas se despide del ‘Parlament’: «Hemos vivido una de las etapas más negras de la democracia»


La líder de Cs en el Parlamento catalán, Inés Arrimadas, se ha despedido este jueves de la cámara autonómica afirmando que «el nacionalismo siempre ha sido muy difícil de combatir, pero os prometo que esta vez volverá a valer la pena«.

En una breve intervención de despedida hecha antes de partir a Madrid como diputada en el Parlamento y recogida por Europa Press, Arrimadas ha señalado que «los que están sufriendo el nacionalismo no están solos. Nos tendrán fuertes en el Parlamenty en el Congreso».

Lo ha dicho después de mostrar un nuevo cartel desde el atril del Parlamento autonómico con una imagen de lo que, en sus palabras, se ha encontrado al salir de su casa: una pintada en amarillo que ponía «¡Pásalo bien, Inés!«, acompañada de diversos lazos amarillos.

«Esto es lo que les pasa a muchos ciudadanos que luchan por la libertad y la democracia«, ha lamentado Arrimadas, tras asegurar que el proceso separatista ha hecho mucho daño en Cataluña.

«Confrontación y división» nacionalista

A su juicio, el Parlamento regional es el reflejo de «la confrontación y división social que genera el nacionalismo», y ello considera que se vive en la sociedad catalana, y por ello desde el Congreso quiere trabajar para formar una alternativa que haga posible gobernar en Cataluña y en el resto de España.

«Hemos vivido una de las etapas más negras de la historia democrática cuando una minoría de personas quisieron pasar por una mayoría de catalanes», ha censurado la dirigente de Cs, que ha mostrado su convencimiento de que deja en buenas manos la gestión del grupo en los diputados Carlos Carrizosa y Lorena Roldán.

Emocionada, ha explicado que, como ella, muchos llegaron a Cataluña para cumplir un sueño y ha recordado que hasta se ha casado con un catalán que conoció en el Parlamento regional: «He sido una catalana de elección, como muchos otros catalanes no nacidos en Cataluña, y nunca pensé entrar en política». Pero, ha añadido, la defensa de la libertad, la igualdad, la democracia y la justicia social la llevó hasta el Parlamento autonómico, una etapa que considera que ha sido un honor «solo superado por haber sido la líder de la oposición y por ganar las elecciones de 2017».

Al terminar su intervención, Arrimadas se ha abrazado en primer lugar con Carrizosa, y luego ha saludado a diversos dirigentes políticos, también al presidente de la Generalidad, Quim Torra, y al vicepresidente del Gobierno autonómico, Pere Aragonès.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *