Prensa Española

El fugado Toni Comín aliviado por el nombramiento de Borrell: «No es tan importante»


Después de casi dos años de fuga en Bruselas, el exconsejero catalán, Toni Comín, se erige hoy como ‘experto en Europa’ para restar importancia al nombramiento del ministro de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell como futuro jefe de la diplomacia europea. «Los que conocemos bien el mundo de Bruselas sabemos que el de Borrell no es un cargo tan importante», ha llegado a decir en una entrevista en Cataluña Radio presumiendo de conocer a la perfección el funcionamiento de las instituciones europeas donde ni a él ni al expresidente catalán, Carles Puigdemont se les ha dejado acceder.

Una vez consiga el aval del Parlamento Europeo, Josep Borrell se convertirá en el nuevo Alto Representante de Política Exterior de la Unión Europea, la máxima autoridad de la diplomacia comunitaria, cargo que actualmente ocupa la italiana Federica Mogherini pero que para el independentismo es todo un alivio porque el todavía ministro dejará de vigilar las mal llamadas embajadas catalanas, base de operaciones del independentismo para ejecutar el proyecto de expansión de sus planes de ruptura. «Tendrá conexiones importantes pero pasará a ostentar un cargo simbólico», aseguran en el entorno separatista, algo más preocupado en privado por la presencia a nivel mundial que pasará a tener Borrell.

«El Alto Representante de la UE es un cargo con menos importancia del que su nombre indica. Mogherini no ha sido decisiva para marcar ninguna política determinante a nivel de las relaciones internacionales de los países de la unión», ha dicho el dirigente fugado el día después de que Borrell solicitase al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que paralice la actividad de las delegaciones abiertas por la Generalidad en Berlín, en Londres y Ginebra. «Es evidente que Borrell no jugará a nuestro favor, pero ahora mismo nuestra estrategia de internacionalización es a través de países de la UE y él no tendrá ninguna competencia ahí».

En Manresa, la portavoz del Ejecutivo catalán, Meritxell Budó, también ha valorado el futuro del ministro de Exteriores en funciones que aseguraba que se tomarán «en positivo». Según Budó, si Borrell «sigue hablando de forma reiterada sobre el conflicto catalán en cada comparecencia, entenderemos que deja de ser una causa interna que se extenderá al marco de discusión del ámbito europeo», y para ella, puede beneficiarles. La portavoz de Torra ha dicho también del dirigente socialista que «no para de encender fuegos y crear conflictos diplomáticos por donde pasa».

Para consuelo del independentismo, el propio Borrell ha negado también este miércoles en una entrevista en la Cadena Ser Cataluña que su futura responsabilidad en Europa le vaya a otorgar más poder para combatir el separatismo desde el ámbito internacional porque «el Alto Representante de la UE no se ocupa de los problemas internos de los estados«. Aún así, Borrell ha querido defender su papel ejercido hasta ahora como ministro de Asuntos Exteriores para frenar el avance del independentismo. «No me gusta ser el demonio de nada, no ha sido siempre fácil ni agradable pero pienso que había que hacerlo».


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *