Prensa Española

Ciudadanos y Vox cierran filas con Ayuso la víspera de su investidura


La víspera del debate de investidura que comienza este martes en la Asamblea de Madrid, la popular Isabel Díaz Ayuso, que saldrá elegida presidenta de la comunidad, recibía el respaldo de sus dos socios, el de Gobierno, Ciudadanos, y el parlamentario, Vox. Ante la cascada de informaciones que pretenden poner en duda la honorabilidad de la próxima inquilina del despacho de la Puerta de Sol, tratando de vincularla con la trama Púnica, los de Ignacio Aguado, quien será vicepresidente y portavoz del futuro Gobierno, y los de Rocío Monasterio, cuyo compromiso con el nuevo Ejecutivo no se extiende de momento más allá de la investidura, cerraban filas con Ayuso.

El número dos de Ciudadanos en Madrid, César Zafra, en declaraciones a los medios este lunes en la sede central del partido, se mostraba visiblemente molesto cuando se le preguntaba por la supuesta participación de la futura presidenta madrileña como «nexo» entre la citada trama e Ignacio González y Francisco Granados, antiguos presidente y vicepresidente del Gobierno regional imputados por diversos delitos.

Zafra recordaba que «en el sumario de la Púnica aparecen cientos y no sé yo si miles de personas» muchas de las cuáles, recordaba, fueron llamadas por Ciudadanos a la comisión de investigación que sobre esas tramas se han llevado a cabo en la Asamblea de Vallecas. Zafra reiteraba que, como en todos los acuerdos suscritos anteriormente por su partido, la imputación de una persona por algo relacionado con la corrupción política supondría automáticamente su retirada del Gobierno.

Desde Vox, su número dos, Javier Ortega Smith, en una entrevista en Es La Mañana de Federico, de esRadio, afirmaba que la voluntad de su formación es «que se cumplan los acuerdos que se han firmado» ya que, afirmaba, «nosotros no venimos a firmar cheques en blanco». Para Ortega, en Madrid como en Andalucía o en Murcia, los otros dos lugares donde su voto ha sido decisivo para posibilitar un Gobierno en coalición de PP y Ciudadanos, la «línea roja» ha sido siempre impedir gobiernos de la izquierda. «En eso Vox ha sido determinante, a pesar de que algunos lo quieren negar» sentenciaba.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *