Prensa Española

Rocío Monasterio: «Sería estupendo un acuerdo PP, Cs y Vox si es para echar a Sánchez»


Rocío Monasterio es uno de los pilares de Vox. Ha formado parte del proyecto político desde el principio y se trata de una de las grandes apuestas dentro del partido. Arquitecto, empresaria desde que tenía poco más de veinte años y madre de cuatro hijos, presume de «venir de casa llorada» por su experiencia en las obras. Lejos de ofrecer una imagen amable, destaca por su perfil duro y crítico con las políticas de izquierdas. No en vano su origen cubano le permite conocer de primera mano las consecuencias del comunismo.

PREGUNTA: ¿Qué balance hace del acuerdo con PP y Cs para la investidura de Isabel Díaz Ayuso?

RESPUESTA: Lo más importante es que no gobierna la izquierda y ese era el objetivo de Vox. Nosotros estamos en el camino para conseguir arrastrar a PP y Cs a la defensa de determinadas ideas. Nos hemos quedado solos en los plenos votando en contra de la emergencia climática porque no estamos dispuestos a reducir la demanda de energía en diez años en un 40%, ni a dejar de comer carne, ni a dejar de tener niños.

También para reducir de 13 a 9 las consejerías el gobierno y ahorrar 106 millones con los que podríamos haber hecho una rebaja de impuestos más ambiciosa porque dijimos que íbamos a ser el bastión frente a las políticas de Sánchez. Tendríamos que ser más atrevidos en esa bajada de impuestos. Si Madrid no consigue ser la punta de lanza de estas políticas ¿qué comunidad lo va a ser?

P: ¿Sería partidaria de repetir ese acuerdo con PP y Cs tras el 10-N?

R: Sería estupendo si garantizamos la salida de Sánchez. Ahora mismo el único voto que garantiza eso es el voto a Vox porque Casado y Rivera están dispuestos a pactar con Sánchez. Pasaron de llamarle el okupa de la Moncloa y el de la banda a querer ser parte de la banda. Nosotros somos los bloqueadores de Sánchez.

P: ¿Cómo se explica entonces que permitieran una mayoría de izquierdas en la Mesa de la Comisión de Investigación sobre Avalmadrid?

R: En todas las comisiones PP, Cs y PSOE hicieron un pacto y nos dejaron fuera. No quisieron que estuviéramos para hacer política frente a la izquierda. Nos pusieron un cordón sanitario. Pero para Avalmadrid nos llamaron rápidamente, para eso sí nos querían. Nosotros no hemos propuesto esa investigación, lo hizo el PSOE, y el que entró inmediatamente a apoyarla fue el socio de Díaz Ayuso: Cs. En la Mesa quien tiene que estar es Aguado que es el socio de Ayuso, nosotros no pintamos nada. No estaremos en una caza de brujas, ni en temas personales y a quien tiene que pedir explicaciones el PP es a Cs.

P: ¿Se creen las encuestas que les colocan terceros?

R: Veo las encuestas con escepticismo, cuando son buenas y cuando son malas. Nosotros lo que testamos es la calle. Mucha gente que antes se cruzaba contigo te hacía (levanta el dedo pulgar hacia arriba con timidez) y ahora te da un abrazo. Muchos españoles se han dado cuenta de que somos coherentes, siempre estamos en la misma posición, no somos veletas, no cambiamos según las encuestas, según con quién hay que pactar y somos valientes con nuestras propuestas, no estamos en la tibieza. Los españoles quieren claridad, defensa de la libertad, de la unidad de España, que cualquier ciudadano pueda hablar español, políticas en defensa de la familia, bajada de impuestos, el papel de España en Europa…una serie de valores que sólo encarna Vox.

rocio-monasterio-montaje-ld.jpg
Rocío Monasterio, entrevistada para Libertad Digital. | David Alonso.

P: En las elecciones municipales y autonómicas perdieron apoyos con respecto al 28A y empezaron a caer en las encuestas en plenas negociaciones para formar gobierno con PP y Cs en varias comunidades ¿Hace alguna autocrítica?

R: Todo es mejorable, yo soy muy perfeccionista y lo veo todo mejorable. Me encantaría haber hecho mil cosas mejor que a lo mejor no hice bien pero el año de Vox es brutal. Todavía no se ha cumplido un año desde que logramos 12 diputados en Andalucía, luego conseguimos 24 en las generales, somos llave en la comunidad de Madrid… eso es un avance extraordinario porque hace apenas un año hablábamos de tener al menos una voz en el Congreso. Hay negociaciones y trabajo que hay que hacer que no se ve fuera pero que es necesario. Poner unas líneas claras para negociar, no dejarse ningunear…porque hay que recordar que Aguado ni siquiera se sentó a hablar conmigo, despreció a los votantes de Vox. Por responsabilidad y porque estamos por encima de esos líderes políticos, pactamos para conseguir que no entrara la izquierda. No estamos en la política cortoplacista y miope de líderes que tienen un ego descomunal y que imponen cordones sanitarios.

P: La exhumación de Franco ha supuesto un empujón en las encuestas para Vox ¿Qué opina de la actitud de la Iglesia en este asunto?

R: Con este tema se ha dado un golpe brutal al consenso de la Transición, del acuerdo que habíamos hecho todos los españoles de cerrar las cicatrices. Quien tenga muertos en las cunetas tiene derecho a enterrarlos pero no está bien desenterrar a los muertos, atacar la libertad de ninguna familia, da igual que se apellide Sánchez, Gómez, Pérez…lo que hemos visto es que se han traspasado ciertas líneas, incluido la invasión en el lugar de culto, a la fuerza. Cuando retrocede el Estado de Derecho tenemos que ser muy claros en su defensa y Vox ha estado solo en eso. Yo no soy quién para juzgar a la Iglesia. Separo la política de la religión y no creo que sea un tema religioso, es un tema de libertad de culto que pertenece a la libertad de todos los españoles.

P:En su programa incluyen la reducción de empresas públicas ¿Qué habría que hacer con Telemadrid?

R: En Telemadrid hay un montón de expedientes sobre falsos autónomos y no podemos tolerar que una televisión pública incumpla normas laborales tan fundamentales. No sólo en Telemadrid, los medios progres que tanto hablan de derechos laborales tienen a los periodistas de falsos autónomos. Ya está bien de dar lecciones a todo el mundo y ellos no cumplir. Eso es una vergüenza. Telemadrid tiene que cumplir con una labor de neutralidad que ahora no está cumpliendo. Se dedica a alabar a Aguado. Y tiene que cumplir con unos parámetros mínimos de audiencia.

Los madrileños tendrán que decidir si quieren gastarse 11 euros en pagar Netflix o pagar 11 euros todos los meses para Telemadrid porque le cuesta mucho dinero a todos los madrileños. Son 80 millones que se van a un pozo sin fondo que a lo mejor los madrileños quieren dedicar a la dependencia, a la sanidad, a la educación. Yo si tuviera que elegir, prefiero, en lugar de dedicarlo a Telemadrid, dedicarlo a la sanidad pública, la educación pública y la dependencia. Pero vamos, cien por cien.

P: ¿Habría entonces que cerrarla?

R: Aquellas cadenas públicas que no cumplan su función habría que cerrarlas. El PP no se atreve.

P:¿Qué funciones deberían cumplir?

R: Que sea rentable, que cumpla con las leyes laborales, que no tenga trabajadores autónomos y que las audiencias sean razonables, que sea más eficaz en el uso del dinero público. Hagamos de Telemadrid una televisión al servicio de todos los madrileños y no sólo al servicio del señor Aguado.

P: Ha denunciado sentirse en ocasiones perseguida por los medios ¿cómo es su relación con la prensa?

R: Para mí es un honor que determinados medios me acosen. Cada vez que hay un artículo de El País digo «qué maravilla», la izquierda al ataque, estamos haciendo algo bien. Continuamente ves titulares manipulados, tienes que estar desmintiendo, pero es parte del trabajo que tenemos que hacer y a la política venimos llorados. Si a mi me atacan la Ser o El País estoy encantada.

P: Esos medios han publicado que firmó planos de obra sin tener la titulación ¿lo hizo?

R: He publicado los contratos, tenía una sociedad hace veinte años que daba trabajo a arquitectos, aparejadores, topógrafos, contables…en algunas obras he firmado yo, en otras firmaba otra persona. En las de hace veinte años, cuando trabajaba para otras personas, evidentemente no firmaba yo porque estaba estudiando. Hay obras que necesitaban un visado y no puedes visar si no estás colegiado y hasta que no estuve colegiada no lo visé, como es normal. No hay nada como sacar los contratos para ver que estos artículos de supuesta investigación de El País se desmontan con un tuit.

rocio-monasterio-ld-10.jpg
Rocío Monasterio, entrevistada para LD | David Alonso Rincón.

P: ¿Vendieron locales como si fueran lofts?

R: También he publicado los contratos de venta. Lo que vendo lo pongo por escrito y si alguien compra un local industrial, compra un local industrial. Si quiere comprar una vivienda que compre una vivienda. He tenido en venta locales industriales, oficinas, talleres y viviendas. El que quería comprarme una vivienda me la compraba pero costaba cinco veces más que un local industrial. Cada uno compra lo que quiere, lo importante es que en el contrato ponga con claridad lo que compraba. Por eso publicamos los contratos con toda claridad.

P: Protagonizó un vídeo muy crítico con el feminismo ¿se siente feminista?

R: El feminismo de mi antepasada Concepción Arenal es para sentirse orgulloso porque es una mujer que estudiaba derecho, vestía de hombre cuando ninguna mujer podía estudiar derecho, escribía en revistas con pseudónimo porque no le dejaban escribir. Ese feminismo me encanta porque es el que sí estaba luchando por algo que no tenía. No tenía posibilidad de educarse igual que un hombre y no tenía posibilidad de escribir un artículo porque era mujer y no tenía posibilidad de votar y luchaba por ello.

De lo que no me siento orgullosa es del feminismo radical de hoy que nos quiere imponer a las mujeres un burka ideológico. Tenemos que tener una única forma de pensar, tenemos que estar contra el hombre, contra el patriarcado, dicen, contra nuestra condición de madres, contra la familia porque consideran que es un esquema patriarcal. El feminismo hoy no va por ahí, el verdadero feminismo va por hacer frente al feminismo radical.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *