Prensa Española

Errejón carga contra el fallecido padre de Abascal por el dinero que recibió tras ser atacado por ETA


Faltan seis días para las elecciones generales y los sondeos no ofrecen un escenario exitoso, precisamente, para Más País, la escisión de Unidas Podemos que lidera Íñigo Errejón. Este mismo lunes, un estudio de GAD3 lo ubicaba por debajo del 3% y con sólo 3 diputados; Sigma Dos le daba un 4% y 3-4 diputados, y NC Report, un 3,5% y 4 diputados.

Para azuzar un avispero dormido, Errejón ha puesto en la mirilla a Vox y ha aumentado la intensidad de sus críticas al partido que lidera Santiago Abascal. Así, este lunes, en la Cadena Ser, el líder de Más País ha dicho: «Dejen (los miembros de Vox) de intentar enfrentar a la gente trabajadora, tenga el apellido que tenga y, si quiere recordar la letra A, recuerde a Abascal padre, que cobró dos millones de pesetas del PP según los papeles de Bárcenas, y a Abascal hijo, que cobraba 82.000 euros de un chiringuito de Esperanza Aguirre».

El padre del líder de Vox, Santiago Abascal Escuza, que murió en 2017, fue militante del PP y ocupó varios cargos electos en el País Vasco, donde sufrió una persecución terrible por parte de los cachorros de ETA y amenazas de la banda terrorista durante la mayor parte de su vida.

Él mismo compareció en marzo de 2013 ante el juez Ruz para explicar por qué aparecía en los papeles de Bárcenas y reconoció haber cobrado los dos millones de pesetas (12.000 euros) que figuraban en los papeles, con fecha de julio de 1999, explicando que fue un dinero que utilizó para reparar los daños sufridos en uno de sus negocios, atacado con cócteles molotov por proetarras.

Errejón, erigido como nuevo portavoz de la «gente trabajadora», no suma ni un día de trabajo en la empresa privada: tiene en su currículum el haber trabajado para la Fundación CEPS –Centro de Estudios Políticos y Sociales–, vinculada con el chavismo; una inhabilitación en la Universidad de Málaga por haber estado cobrando una beca sin acudir a trabajar presencialmente, como requería el contrato que firmó, y varios cargos en Podemos, hasta que se marchó tras resultar derrotados sus planteamientos frente a los de Pablo Iglesias.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *