Prensa Española

El IFA, la piedra angular para que el PSOE concediera ayudas millonarias de los ERE con «absoluta falta de control»


El Instituto de Fomento de Andalucía IFA, posteriormente rebautizado como Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía IDEA, se convirtió en la piedra angular de la corrupción del PSOE andaluz para conceder las ayudas millonarias con «absoluta falta de control». Así lo pone de manifiesto la Audiencia Provincial de Sevilla en su sentencia de 1.821 folios sobre la llamada pieza política de los EREconocida este martes.

El fraude millonario de los socialistas andaluces cifrado en 680 millones de euros se gestó en el año 2000. El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, presidido por Manuel Chaves, aprobó dos modificaciones presupuestarias tramitadas por la Consejería de Hacienda, que presidía Magdalena Álvarezy que se mantuvieron con su sucesor José Antonio Griñán.

La primera modificación fue una Transferencia de Financiación por la que las partidas de las subvenciones pasaron de la Consejería de Empleo a ser gestionadas por el Instituto de Fomento de Andalucía IFA. Con la segunda modificación presupuestaria, se redujeron los fondos del programa presupuestario 22E, de la Consejería, e incrementaron de forma «legalmente inapropiada» la partida 440.01 de «transferencia al IFA en materia de Relaciones Laborales».

La sentencia destaca que el Control Financiero efectuado por el Interventor de IFA-IDEA «se limitó al pago de las subvenciones, sin que, en ningún caso se extendiera a la concesión de las mismas, ya que este acto administrativo no era efectuado por IFA-IDEA, sino por la Consejería de Empleo».

«El resultado», añade, «fue una absoluta falta de control de la concesión de subvenciones sociolaborales y a empresas en crisis, al omitirse la fiscalización previa en la Consejería de Empleo, y no poderse fiscalizar en vía de Control Financiero del IFA-IDEA, más que el pago, pues al no ser dicha entidad la concedente de la subvención, no obraba en poder de la misma dicho expediente. Es decir, el expediente de concesión de la subvención (expediente de gasto), no fue fiscalizado, ni pudo serlo, en la Consejería de Empleo, ni tampoco fue fiscalizado, ni pudo serlo, por el control financiero al que estaba sometido IFA-IDEA».

Según el magistrado ponente de la sentencia Juan Antonio Calle Peña, la conclusión de estos actos «no puede ser otra, que ése fue el efecto buscado con el uso de las transferencias de financiación. No fue posible realizar la fiscalización previa, dado que no existía crédito presupuestario para la concesión de las ayudas, por haber sido consumido al realizar la transferencia de financiación a IFA-IDEA. Así pues, no hubo fiscalización en la Consejería de Empleo, de la concesión de la ayuda, que, como se ha dicho, ni se realizó, ni podía realizarse, por inexistencia del necesario crédito presupuestario al que aplicar el expediente a fiscalizar».

«De todo lo anteriormente expuesto, se desprende que se hizo un uso inadecuado de las transferencias de financiación, y esta situación de hecho, fue detectada y recogida en los informes de control financiero de IFA/IDEA, que fueron remitidos por la Intervención General de la Junta de Andalucía a los destinatarios previstos en el Decreto nº 9/1999 de 19 de enero», concluye la sentencia.

Recordamos que en esta causa el expresidente andaluza José Antonio Griñán ha sido condenado a 6 años de cárcel y 15 de inhabilitación por delitos de malversación y prevaricación. Por su parte, el también expresidente de Andalucía Manuel Chaves ha sido inhabilitado 9 años, al igual que la exconsejera y exministra, Magdalena Álvarez, por prevaricación.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *