Prensa Española

Las claves del referéndum ‘trampa’ de ERC a sus bases para la investidura


«¿Estás de acuerdo con rechazar la investidura de Pedro Sánchez si previamente no hay un acuerdo para abordar el conflicto político con el Estado a través de una mesa de negociación?». Ésta es la pregunta de la consulta «políticamente vinculante» que ERC hace este lunes a su militancia y que se votará de manera telemática desde las 9:00 horas hasta las 20:30 horas, momento en el que conoceremos el resultado que ofrecerá la portavoz del partido en Cataluña, Marta Vilalta. Una pregunta que parte de un redactado trampa que obliga a la militancia del partido independentista a posicionarse a favor de la investidura.Tanto con un «no» a esa pregunta, como con un «si» para presionar a crear una mesa de negociación, las bases de ERC estarían avalando una futura investidura de Pedro Sánchez con la única diferencia de que la victoria del «no», algo que descarta por completo la dirección, sería favorable a entregar las 13 abstenciones a coste cero.

El resultado de esta consulta será el punto de partida para las negociaciones que arrancan formalmente esta semana, previsiblemente el jueves, entre los equipos negociadores del PSOE y ERC y los de Oriol Junqueras usarán el resultado como arma de presión ante Pedro Sánchez para arrancarle el compromiso de una mesa de negociación «entre iguales», junto a la exigencia también de un guión y un calendario. Los de Junqueras esperan una oferta potente esta semana por parte de los socialistas a quienes, como primera prueba, someterán a la humillación de obligarles a sentarse en la misma mesa junto al autor intelectual del referéndum ilegal, Josep María Jové.

ERC busca desesperadamente reducir el impacto de una campaña agresiva de JxCAT, las siglas del fugado Carles Puigdemont, en unas elecciones catalanas que podrían estar a la vuelta de la esquina, y no va a entregar sus abstenciones a un gobierno de coalición de PSOE-Podemos sin tener antes el convencimiento de que éstas conversaciones acabarán siendo un primer paso para coger impulso hacia el referéndum pactado. «Pedimos que se avale el ‘no’ a la espera de que el PSOE se mueva. Ese aval es la forma de que nuestro programa político de amnistía, autodeterminación y libertades, avance», decía este domingo el vicepresidente catalán, Pere Aragonès, en una entrevista en El Periódico de Cataluña.

Guerra de conceptos y una mesa de mil patas

En esta semanas de conversaciones será muy importante atender a los conceptos que cada una de las partes venderá ante sus feligreses. Pese a que para ERC un punto de partida sería repetir el encuentro de Pedralbes, los separatistas ya no aceptarán como concepto una oferta del PSOE que pase por una mesa de partidos, al estilo de la que se pactó en aquella declaración de 2018 con representantes, en este caso de todas las formaciones con representación en el Parlamento catalán y de Podemos, a nivel nacional. Ni «mesa de partidos«, ni tampoco un compromiso de convocar la «comisión bilateral Estado- Generalidad«, ya existente y a la que ha apuntado este fin de semana, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, aunque en realidad la exigencia de ERC de una «mesa entre gobiernos» vaya por este sentido.

Del mismo modo que los de Junqueras no comprarán públicamente los conceptos de «mesa de partidos» y «bilateral», tampoco aceptarán que el PSOE siga insistiendo en una «crisis de convivencia en Cataluña«. Otro de los puntos que ERC pondrá sobre la mesa este jueves será el de reconocer el que en Cataluña lo que existe es un «conflicto político«, que no requiere de un simple «diálogo«, como promulga el PSOE, sino de una auténtica «negociación» y de «una salida democrática«, que son los términos que prefiere ERC para contentar a los críticos durante estos días. «Amnistía y autodeterminación» serán otros de los conceptos que formarán parte del discurso de puesta en escena de los separatistas mientras duren las negociaciones.


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *